lunes, 18 de abril de 2011

Todos los políticos son iguales

Hoy salio una nota en la voz de colon, diario local, en la que se me permitió hacer publica mi opinión sobre este gran momento político que estamos viviendo en nuestra ciudad, la dejo a continuación (gracias a @PoppyDemarco):


 


Ya que mi intención era obtener la atención de aquellas personas descreídas de la política,  y estimo que con un titulo semejante logre mi cometido, no me queda mas que comenzar con la escritura de este humilde texto, desde la posición de un ciudadano común, que se sienta a diario a intentar leer la realidad, limitado a su perspectiva, pero tratando de mantener la objetividad, con todo lo que significa esta ultima afirmación.


Lo normal, y supongo que será una condición humana por su habitualidad, es opinar desde una posición cómoda, apresurándonos, dejando que nuestros instintos conservadores contesten por nosotros,  permitiendo, a veces, que interfieran nuestros celos ante capacidades ajenas, juzgando accionares, sin siquiera indagar en los métodos aplicados e incluso, en casos mas extremos, insultando, agrediendo, y demás actitudes, que al ser las mas fáciles de aplicar son las mas inmediatas en salir.


En el trabajo, el supermercado, la calle, la peluquería nos basta con escuchar solo un nombre, (y todos tenemos el propio) para que la sangre comience a hervir, los pensamientos se nos bloqueen, la tolerancia se nos escape, la sensibilidad nos ignore, imponiéndole al emisor de ese horrible sonido, nuestra opinión ideológica, queriendo incluso convencer del error que esta cometiendo, sosteniendo entonces que la única verdad le pertenece a alguien, y además que ese alguien somos nosotros mismos.Anulando inmediatamente cualquier posibilidad de un debate amplio, en donde se expongan esos pensamientos que pueden, o no, dar lugar a soluciones a las problemáticas comunes, de esas que nos rodean habitualmente, y que las hay de todos los tamaños.


Lo que se pretende con el texto, además de señalar lo anterior escrito, es que se evalúe masivamente la posibilidad de dejar de hablar en tercera persona cuando hablamos de política, ya que al vivir, y por consiguiente, formar parte de una comunidad, se adquiere inmediatamente una responsabilidad social, que comprende el cuidado de los propios en conjunto con el cuidado de los que nos rodean. Y que, sea quien sea, el que este al mando, se comprometa a crear herramientas que permitan la participación de un pueblo que aprendió a comunicarse internamente, dejando de lado los condicionamientos anteriores, mostrando signos de haber alcanzado la madurez buscada.


Lograr la templanza necesaria, para analizar los movimientos sociales, que ya hoy en nuestro Colon podemos encontrar mas de uno, y la capacidad de descubrir, en caso que nos interese, que podemos sumarnos, con propuestas que aporten al crecimiento del mismo. E incluso una vez dentro, tener la habilidad de disentir con respeto, para proponer cambios que ayuden a mejorar. Y subo mucho mas la apuesta, porque no iniciar un nuevo grupo, en cada cuadra, en cada manzana, en cada barrio, en donde se expresen los pensamientos, inquietudes, molestias y propuestas, las mismas que anteriormente nos guardábamos para nosotros mismos.


Estos grupos, comunicados con los demás grupos, manteniendo la misma filosofía de respeto, formaría una red, tan amplia y comunicada, que no se podría ignorar de ningún modo.


Es claro que lo que estoy proponiendo, es un compromiso del pueblo, que supere el limite marcado por las redes sociales, no digo que el activismo web sea ineficiente, sino que también es necesario la convocatoria en persona a los lugares en donde nos necesiten, o creamos que así sea.Y es claro que se propone, que cuando sea necesario, dejemos la tv de lado, nos levantemos del sillón, ese bien cómodo que estamos pagando en cuotas, y recorramos las calles en busca de dialogo, ese dialogo enriquecedor que nos llena de información y nos nutre de las diferentes visiones de las distintas personas, dejándonos en claro, que hay otros puntos de vista y no por eso tenemos que enemistarnos.


Cuando esta situación utópica, y no por ser utópica se aleja de la realidad, se encuentre instalada en cada rincón de nuestra ciudad, va a ser el mismo instante, en que el que gobierne no le quede mas que convertirse en lo que juro al momento de asumir, un servidor que responde a los pedidos de las masas. Y entonces va a ser en ese instante en que nos daremos cuenta, que si había posibilidad de mejorar las cosas, era a través de la política.


 

1 comentarios:

payday loans albuquerque dijo...

An interesting discussion is definitely worth comment. I believe that you
ought to publish more on this topic, it may not be a taboo
matter but usually people do not discuss these topics.

To the next! Cheers!! payday loans